Biblioteca

Biblioteca
"Es llegeix per comprendre's un mateix, per comprendre els altres, per comprendre el nostre temps. I fins i tot per comprendre el passat, el qual, en última instància, és també els passat nostre, passat d'avui. Acudim a l'obra literària a la recerca de noves o millors dades, d'opinions, de coratge, respecte al món que ens envolta, respecte al món de què som part. I el que no sigui això, serà perdre el temps; és a dir, perdre el nostre temps". Joan Fuster, Diccionari per a ociosos. 1964

diumenge, 7 de juny de 2009

Tastets:El niño con el pijama de rayas: Boyne, John


Berlín 1942. La guerra no afecta mucho la vida de Bruno, un niño de nueve años que vive en un barrio residencial. Pero un día al llegar a casa se encuentra todas las cosas empaquetadas: su padre, miembro de la elite militar, tiene una nueva destinación y tiene que instalarse con toda la familia en un área rural medio desierta y muy deprimente. Bruno se aburre y pasa los días obsesionado con una cerca situada delante de la ventana de su habitación. Hasta que no conoce a Schmuel, el niño del pijama de rayas, que vive al otro lado de la alambrada, Bruno no comprende que ya no está en Alemania sino en Polonia. Tampoco es consciente de lo que pasa en la vida de Schumel hasta que es demasiado tarde para escapar a los horrores que se viven al otro lado de la cerca.

Los alumnos de 4º, después de haber leído la obra, plasman algunas frases o párrafos que más les han impresionado o que quieren recordar.

5 comentaris:

  1. El niño con el pijama de rayas.
    Unidad 6: La criada con un sueldo excesivo.
    El fragmento que mas me ha gustado es este:
    "-¿Qué está pasando aquí? -preguntó Gretel.
    -Nada -dijo Bruno a la defensiva-. ¿Qué quieres? Vete.
    -Vete tú -replicó ella, pese a que estaban en la habitación de él, y luego miró a María, entornando los ojos con recelo-. Prepárame la bañera -le ordenó.
    -¿Por qué no te la preparas tú? -le espetó Buno.
    -Porque ella es la criada -replicó Gretel-. Para eso está aquí.
    -No está aquí para eso -le gritó Bruno; se levantó de la cama y fue derecho hacia su hermana-.
    No está aquí para hacérnoslo todo, ¿sabes? Y aún menos las cosas que podemos hacer nosotros mismos".

    ResponElimina
  2. El niño con el pijama de rayas, me ha parecido un libro bonito, y además lo recomendaría.
    Hay muchos fragmentos que me han gustado, pero el que voy a destacar, es uno del capítulo 20 "El último capítulo", que dice:
    "Después de aquello, nada volvió a saberse de Bruno.
    Varios días más tarde, después de que los soldados hubieran registrado exhaustivamente los alrededores y recorrido los pueblos cercanos con fotografías del niño, uno de ellos encontró el montón de ropa y las botas que Bruno había dejado junto a la alambrada. No toco nada y corrió a buscar al comandante. Éste examino el lugar y miró a derecha e izquierda, tal como había hecho Bruno, pero no logro explicarse qué le había ocurrido a su hijo. Era como si hubiera desaparecido de la faz de la tierra dejando sólo su ropa."
    Me parece que es el que más me ha gustado, porque creo que en el fondo su padre se piensa como a podido desaparecer, y seguramente se siente muy culpable, ya que, como decía la madre de Bruno "era muy mal sitio para criar allí a los niños".

    Eli Martín Martínez

    ResponElimina
  3. Bruno arqueó una ceja; no entendía qué pasaba, pero dedujo que tenía que ver con protegerlos de la lluvia para que la gente no se resfriara.
    Yentonces la larga habitación quedó a oscuras. Pese al caos que se produjo, de algún modo Bruno logró seguir sujetando la mano de Shmuel; no la habría soltado por nada del mundo.

    ResponElimina
  4. El niño con pijama de rayas es un libro que se basa en la temporada de Hitler. A mi lo que mas me ha guetado de este libro fue el capítulo 3 "La tonta de remate" que dice:
    Bruno estaba seguro de que habría sido mejor dejar a Gretel en Berlín cuidando de la casa, porque sólo daba problemas. De hecho, más de una vez había oído decir que Gretel había sido un Problema Desde el Primer Día.
    Su hermana era tres años mayor que Bruno y desde que él tenía uso de razón le había dejado muy claro que en lo relativo a los asuntos del mundo, sobre todo cualquier asunto del mundo que afectara a ambos, quien mandaba era ella. A Bruno no le gustaba admitir que el tenía un poco de miedo, pero sinceramente -y él siempre procuraba ser sincero consigo mismo- debía aceptar que así era.

    Víctor Triboi

    ResponElimina
  5. A ní personalmente lo que me ha gustado más es el diálogo que tienen los dos niños sobre los diferebtes brazaletes que tenían cada una de sus familias.Me ha gustado porque el niño no sabía que el brazalete que llevaba padre de Bruno y el diferente Brazalete que llevaba la familia de Shmuel.
    Me ha hecho ver que si hubieran querido tambíen se podrían haber llevado bien con todo el mundo; es decir, si ellos dos son de dos bandos contrarios, las personas mayores que no se podían ver entre bando y bando que no tenían que llegar a un extremo que es que matesen a la gente, que la gente era del bando del padre de Bruno que no tenían que hacer lo que hacían con la gente judía, porque ellos eran inocentes.
    Este diálogo lo podéis encontrar en la página 128 del libro capítulo 12.

    Alex Segura 4tb.

    ResponElimina